Mentes brillantes

Durante 3 meses me toca hacer un reemplazo de la cátedra de música en un colegio de nenas. Dos días por semana, 8 horas por día, más de 160 chicas, repartidas en 8 cursos.

Es un desafío muy grande, pero me encanta.

Y en las horas de clases que estuve hasta ahora pude ver que realmente la educación y los métodos de enseñanza, necesitan un gran ajuste. Una revolución.

Sé, que esto no es nuevo. Hay muchos centros educativos, colegios, que intentan llevar a cabo programas de educación y enseñanza diferentes, que rompan los paradigmas pre-establecidos. Pero no es suficiente.

Me vienen a la cabeza preguntas y pensamientos en base a lo que pude experimentar con estas niñas.

Al enfrentarse a una clase, con los ojos de cada "personita", que está del otro lado, mirando atentamente cada movimiento y escuchando cada palabra, uno podría llegar a temblar.

El futuro de la sociedad, que son los niños, juzgan a los supuestos ejemplos que son los maestros. Los juzgan, y aunque la psicología, pedagogía y demás "gias" me digan lo contrario, y analizan. Sí, los niños analizan. E inclusive pasan de la comprensión-analisis a la acción con mucha más rapidez y efectividad que los jóvenes o adultos.

No sólo analizan, sino que saben muy bien lo que quieren. Tienen todo muy claro. Un panorama, un punto de vista que nos cuesta ver. Me pregunto si es que en las investigaciones para realizar los sistemas o programas educativos se incluyen las visiones y pensamientos de los niños. Sí, de esos niños a quienes se va a implementar el programa.

Aunque no sigo una carrera como ciencias de la educación o maestra parvularia, o algo por el estilo, me interesa mucho la educación y la pedagogía. Por eso intento sistematizar estas experiencias como profesora y las comparto.

Pienso que las verdaderas mentes brillantes de nuestra sociedad no están en la universidad sino que están en la escuela.

No sé ustedes pero yo quiero aprender de estas mentes brillantes.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 comentarios:

Catedra Olivera dijo...

Hay un pedagogo brasilero, Paulo Freire, que ya cansado de la (no)educación de su país, hizo un modelo y luego escribió un libro (La educación como práctica de la libertad) y a partir de ese libro en Brasil se hizo una verdadera revolución en la enseñanza... no es extraño que todos los que alguna vez hemos "enseñado" nos planteemos que la educación no es la que uno quiere dar y menos la que uno desea recibir, sin embargo, hay un sistema, un "layout" que es tan difícil, tocar, cambiar o modificar, las mentes brillantes están en todas partes, pasa que luego deben estudiar :|

Publicar un comentario